16/2/14

Cinecritica: Meet the Feebles

MEET THE FEEBLES (IDEM, NUEVA ZELANDA, 1989)
La segunda película de Peter Jackson todavía nos muestra a ese freak desenfadado y enojado con la realidad que nos regalo películas que aunque no eran perfectas muestras de cine tenían muchísimo espíritu y por ello prevalecen en la actualidad, después de la mala leche "Bad Taste" sobre adolescentes maniáticos y extraterrestres asquerosos Jackson tenia que ir mas alla y lo logro con esta parodia de "The Muppets" que no deja títere con cabeza aquí más que ninguna otra vez el lema es apropiado, y por supuesto que también sirve como una critica y parodia del mundo del espectáculo donde nada es lo que parece y las estrellas y personas que respetamos e idolatramos son mucho peores de lo que uno pudiera llegar a pensar, y no solo eso si no que Jackson lo hace con cinco monedas y se ve bien, una producción que aun ahora pega, con una cantidad de violencia y cosas grotescas que nos tienen agarrados de la silla y con una banda sonora que se eleva de lo que se podría esperar de la serie B.

3/2/14

Cinecritica: Reino Animal

REINO ANIMAL (ANIMAL KINGDOM, AUSTRALIA, 2010)
Prometedor debut de David Michod que con un guion de propia autoria nos regala una historia de mafiosos de esas que si son, a la antigua como si estuviéramos viendo una versión actualizada de familias mafiosas como "The Godfather" guardando obviamente las distancias pero es bueno ver que en plena época donde todo se resume a acción, disparos, autos y sorpresas facilonas por lo menos quedan directores que respetan el genero y saben de que se trata, una historia de personas entrelazadas en el mundo de la mafia con todo lo que esto conlleva, los conflictos con la policía, las raras relaciones con el exterior, la policía, los políticos y finalmente la relación familiar que es lo más interesante ya que aquí es donde nos sentimos plenamente identificados porque se parece a nuestra familia, las diferencias, los temores, los patriarcados o matriarcados en este caso pero elevando la situación muchos decibeles.
 
La cinta comienza con una interesante escena donde un indiferente Joshua (James Frecheville) espera a los paramédicos por la sobredosis de su madre que pasa a mejor vida y por ello va a vivir con su abuela Janine (soberbia Jacki Weaver) que lo mete en su mundo, uno donde todos sus tios eran/son atracadores que quieren retirarse para dedicarse a otras cosas, pero por desgracia un grupo de policía los esta persiguiendo o mejor dicho cazando, al final las cosas estallaran cuando estos asesinen a un miembro de la familia causando una guerra en la que la familia de mafiosos no sabe ni contra quien ni porque están peleando convirtiendo su brutalidad en algo más peligroso por sentirse arrinconados.
 
Y el papel que juega Joshua es el de eslabón débil de la cadena y es donde el hábil policía Nathan (Guy Pearce) ve la oportunidad de ganarles legalmente por lo que presiona al chico primero por su participación en un crimen y finalmente por lo peligrosa que resulta la familia, y el padrino Pope (Ben Mendelsohn, bien) lo prueba cada vez que aparece en pantalla, todos le temen, el desesperado tio narcotraficante, el tio pensante, el tio joven, las segundas familias y el cinico abogado familiar le temen, solo la matriarca Janine no le teme aunque eso parezca, porque si bien Pope es el brazo fuerte de la familia el verdadero líder es esa sadica abuela que en cierta parte clave de la cinta no se toca el corazón para elegir entre un hijo y decidir que su nieto debe desaparecer, y lo hace con gracia, con inteligencia, con frialdad y con una labia sangrante, ahí cuando Weaver se luce la cinta brilla, de hecho sube su nivel desde cierto asesinato clave que nos lleva a juicio, encarcelamiento, a estos momentos y al esperado pero no por eso desmerecedor final que como buen cine mafioso nos presenta al nuevo padrino.
 
Calificación: Muy Bien

31/1/14

Lo Mejor del Mes: Enero 2014

El sueño friki de Del Toro, el subestimado regreso de Chucky, un exquisito drama carcelario, un experimento social, lo último de Pixar, lastimeras secuelas blockbusters, el final de la trilogía cornetto, la ultima alegoría política/social de Blomkamp, el regreso de Dragon Ball, una buena cinta Wu Xia, un remake que supera a su predecesor, una cinta divertidísima de los Coen, la despedida del spaguetti western, la nominada cinta de Greengrass, la vertiginosa cinta del autobús que no puede parar de correr y un buen intento de volver al suspenso fue lo que reseñe este mes que estuvo lleno de calidad:
 
Lo Mejor del Mes..... "Midnight Express" de Alan Parker, un drama carcelario que levanta ínfulas por su gran critica y las deshumanización que nos muestra, además de que enseña de manera perfecta como un hombre desciende a las profundidades del infierno en la tierra y en su mente, todo esto con una dirección, actuaciones y banda sonora de antología.
 
Mención Honorifica..... "The World's End" de Edgar Wright, el final de la trilogía es como las otras dos una excelente crónica de comedia con otros géneros, que homenajea y parodia de manera inteligente, y también es tan nostálgica como las anteriores y quizá más madura al mismo tiempo que tiene un discurso quebrante y critico hacia la sociedad.
 
Segunda Mención Honorifica..... "O Brother, Where Art Thou?" de Joel y Ethan Coen, la supuesta adaptación de la Odisea de Homero les sirve de excusa a los Coen para mostrar lo que les encanta, un estudio de los rasgos y las costumbres de cierto sector especifico norteamericano y siendo increíblemente divertida al estilo Coen.
 
Tercera Mención Honorifica..... "Keoma" de Enzo G. Castellari, uno de los últimos spaguetti western de la historia que es sucio, sádico, simbolico, religioso, violento y sonoro con un Franco Nero que se luce y una historia quizá demasiada alucinante para el publico normal.
 
Lo Peor.... "Iron Man 3" de Shane Black, basura pura y aburrida, nada más que decir.

Cinecritica: Intriga en la Calle Arlington

INTRIGA EN LA CALLE ARLINGTON (ARLINGTON ROAD, EU, 1999)
Interesantisimo filme de Mark Pellington que nos entrega su mejor obra en este ya lejano año, como también el mejor guion de Ehren Kruger, y todo esto enmarcado por un autentico suspenso de ese que ya no existe y con un reparto antológico donde sobresalen muchas personas, quizá hay un bajón pasando la mitad de la película donde el serio guión se empieza a tomar algunas libertades que nos pide pasemos por alto y que lo hacemos con mucho gusto gracias a un final que eleva la nota muchísimo, quizá la mayor debilidad de la cinta sea su banda sonora que por momentos nos alerta desde antes lo que le quita un poco de sabor y sorpresa a todo el asunto pero de que la cinta vale muchísimo la pena lo vale, y además sirve como perfecto telón simbólico a la paranoia con la que vivimos en estos momentos donde todos tememos a todos, y no porque puedan ser terroristas sino por el simple hecho de que nos pueden traicionar o jugar chueco en cualquier momento y lugar.
 
Un niño se esta desangrando a mitad de la calle por causa de la explosión, Michael (Jeff Bridges perfecto como pobre diablo acorralado por las circunstancias) lo encuentra y lo salva, el chico resulta ser el hijo de unos vecinos con los que comienza a hacer migas, el trabajo de Jeff como maestro le sirve para criticar al gobierno y recordar a su fallecida esposa en un incidente donde el FBI fallo estrepitosamente, asi Jeff les enseña a sus alumnos que no es posible que una sola persona pueda armar un atentado terrorista de gran escala poniéndonos a pensar quien o quienes están detrás de estos, al mismo tiempo Jeff se empieza a dar cuenta de que sus vecinos aparentemente perfectos Oliver (Tim Robbins, impresionante) y Cheryl (Joan Cusack, muy bien) ocultan algo extraño.
 
El vecino se cambio el nombre, vienen de un lugar donde acaban de ocurrir atentados, el pasado del tipo es algo tenebroso, el niño puede haber sufrido el accidente por causa de explosivos, la naturaleza del trabajo de Oliver es la ingeniería y parece trabajar en algo secreto, y asi un largo etcétera de malentendidos que quizá solo se engrandecen por la paranoia que tiene Jeff, después de todo se dedica a buscar a esas células que lideran una revolución, hasta aquí la película va muy bien pero cuando las cosas se revelan se pierde el suspenso y de aquí el monstruo que es Oliver comienza a mostrarse y a mostrarnos la realidad del terrorismo norteamericano y por fortuna antes de que la cosa se ponga repetitiva llegamos a un final prodigioso que le da una vuelta de tuerca y nos regala una nota de pesimismo que nos deja pensando por largo tiempo.
 
Calificación: Bastante Bien

30/1/14

Trailer: EL Lobo de Wall Street

Tráilers 1 y 2 de "The Wolf of Wall Street" del maestro Scorsese:



Fruslerias/Humor: Velocidades

Un solo espermatozoide contiene 37.5 MB de información en el ADN. Eso quiere decir que cada eyaculación representa en promedio unos 1,587 MB en menos de 3 segundos. ¿Sigues creyendo que tu 4G es rápido?

29/1/14

Cinecritica: Kick-Ass 2

KICK-ASS 2 (IDEM, REINO UNIDO-EU, 2013)
A decir verdad esperaba más de esta secuela, al no poder tener la originalidad de la primera solo quedaba esperar que mantuviera ese sentido subversivo y los multiples guiños pop para tirar pa' arriba, por desgracia esto no pasa y Kick-Ass (Aaron Taylor-Johnson) termina convertido en un verdadero héroe que ni siquiera es suficientemente freak para ser divertido ni un verdadero héroe como para ganarse nuestro respeto, por otro lado tenemos a Hit-Girl (Chloë Grace Moretz) que ya no es tan sadica ni tan malhablada como en la primera parte por lo que baja el tono de violencia, asi que con menos homenajes, menos frikes y menos violencia pues no queda mucho que ver.

Dave esta entrenando con Mindy para lograr hacerse un verdadero superhéroe pero la cosa queda a medias cuando el padrastro de Mindy la descubre y le prohíbe enfrentarse al crimen, esto funciona mientras solo hay matones de tercera ya que Kick-Ass se une a un grupo llamada "Justice Forever" que son un grupo de ciudadanos disfrazados como héroes que fueron inspirados por el héroe del titulo, pero Chris (Christopher Mintz-Plasse) busca venganza por la muerte de su padre y se convierte en "The Motherfucker" y junta a un grupo de verdaderos asesinos para acabar con el grupo de héroes y crear miedo y caos en la ciudad, de aquí la cinta es un desvario de violencia e intentos de momentos sentimentales que no terminan de cuajar.

Ah si, por otro lado esta Mindy lidiando con su madurez como adolescente enfrentándose a desencuentros amorosos y a las brujas populares de la escuela, nada interesante, hasta que se ve forzada a enfrentarse a la banda de maleantes y se une a ellos para una interesante pelea final que no esta muy bien filmada y que se pierde en un mar de movimientos de cámara, lastima que en el recuerdo queden tres escenas malas, la del baile como porrista imaginando que pelea, la de la varita vomito (¿estamos en Harry Potter?) y el beso final, y que vengan del mejor personaje, lastima que se haya perdido el sentido del comic, obviamente no debe ser igual pero el comic muestra freaks siendo aun más freaks, no freaks que se convierten en superhéroes, un gran error que convierte esto en algo genérico de lo cual mucha culpa debe ser del director/guionista Jeff Wadlow, y por ahí aparece Jim Carrey en un papel que me agrado de su parte aunque reniegue de él.

Calificación: Palomera

Fruslerias/Humor: ¿Sera?

“El otro día alguien me dijo que andaba corto de dinero; yo le dije que no, que andaba corto de ideas.  Dios nos provee a través de ideas creativas. Así es como Él se maneja.” The Daily Guru.

Trailer: De tal Padre tal Hijo

Soshite Chichi Ni Naru de Hirokazu Kore-eda:


28/1/14

Cinecritica: Maxima Velocidad

MAXIMA VELOCIDAD (SPEED, EU, 1994)
Afortunadísimo debut del director de fotografía Jan de Bont que se daba a notar con esta cinta en la que dirigía con gran sentido de la fotografía, los tiempos y los efectos especiales, la mayoría de las personas recuerdan la cinta como esa del autobús que no podía ir más lento porque si no explotaba, una sinopsis que refleja bien la trama principal de la cinta pero al mismo tiempo es engañosa porque la verdad tiene mucho más que ofrecer, una historia bien contada de juego gato y raton al entre un terrorista psicópata y un policía con un grandísimo sentido del deber y por supuesto la divertida y carismática relación de comedia con romance entre el protagonista y la radiante Annie, por supuesto que el ritmo vertiginoso ayuda ya que no nos da tiempo de pensar en lo inverosímil que es el argumento y nos mantiene siempre al filo de la butaca por más irreal e increíble que sea la situación, el genero para agarrar fuertemente el brazo de alguien menciono por ahí alguien atinadamente.
 
Como apunte antes la cinta no solo es sobre un autobús que puede explotar, al inicio vemos a un grupo de personas quedar atrapadas en un elevador mientras un terrorista (Dennis Hopper, bien) pide dinero para no asesinarlos, la unidad especial se pone a trabajar pero no pueden frente a la gran técnica y las muchas sorpresas que les tiene deparadas el psicópata, romper los frenos, explotar una pared, cambiar la numeración indicada y un largo etc., al final logran salvarlos y aunque los luchones policías Jack (Keanu Reeves) y Harry (Jeff Daniels) se topan con él y lo dan por muerto no salen ilesos, antes de que siquiera puedan recuperarlo y en medio de la recuperación por la celebración el tipo le habla a Jack para informarle de cierto autobús que tiene una bomba a punto de activarse y que al bajar de las 50 millas explotara.
 
A partir de aquí persecuciones, una buenísima donde Jack se sube al autobús con relief cómico de un negro adinerado, vemos como avanza la extraña relación entre él y Annie (Sandra Bullock llevándose la película), los constantes juegos, estira y afloja de Jack y Payne, los esfuerzos de la policía por limpiar el camino y por supuesto los múltiples obstáculos del autobús, una curva cerrada, el trafico de Los Ángeles, la desesperación de los pasajeros por bajar, una fuga de gasolina, una llanta reventada, un Jack jugándose la vida abajo del camión, un tramo sin construir y las múltiples trampas del terrorista, por fortuna al final tenemos otra vuelta de tuerca que nos lleva a otra cosa a gran velocidad, esta vez el metro donde se llega al final de todo, lastima que este momento no alcanza el climax del final del autobús pero por lo menos el final es increíblemente satisfactorio con una bellísima Sandra Bullock radiante le pone el acento al filme tapando la seriedad de Reeves, una cinta que no aporta nada pero como entretiene.
 
Calificación: Bastante Bien